La postura durante la lactancia

¿Qué podría pasar con una mala postura al momento de amamantar?

cojinlactancia2

1. Tu bebé no agarra en su totalidad el pezón.

  • Puede llegar a causar agrietamiento en tu pezón ya que succionará solamente la punta.
  • Su boca no cubre toda la aureola y no logra hacer un sello hermético, esto permite que entre y trague aire al momento de succionar, produciéndole cólicos posteriormente.
  • Al no poder obtener la suficiente cantidad de leche, tu bebé se desespera, se cansa, se pone irritable.
  • Desearás que ese instante termine lo más pronto posible y no querrás repetirlo pronto.
  • No estarás concentrada, ni plena, ni aprovecharás el momento para crear un vínculo especial, lo cual hace que él o ella no te perciban a gusto, sino angustiada y afanada, y le trasmitirás esa sensación de ansiedad.
  • Cualquier presión extra en tu seno bloqueará el flujo y la producción de leche; así como una actitud tensa evitará que produzcas naturalmente la leche necesaria.

2. Te agotas al estar tensionando alguna parte de tu cuerpo, por no sostener a tu hijo en la posición ideal o por la presencia de algún dolor o molestia.

 

BEBE-AMAMANTANDO

  • Desearás que ese instante termine lo más pronto posible y no querrás repetirlo pronto.
  • No estarás concentrada, ni plena, ni aprovecharás el momento para crear un vínculo especial, lo cual hace que él o ella no te perciban a gusto, sino angustiada y afanada, y le trasmitirás esa sensación de ansiedad.
  • Cualquier presión extra en tu seno bloqueará el flujo y la producción de leche; así como una actitud tensa evitará que produzcas naturalmente la leche necesaria.
  • Seguramente saber que tu bebé no está satisfecho(a) y no se está alimentando como quisieras, te generará un sentimiento de frustración como madre.

Nuestro Cojín de Lactancia